Home

cartel_recorrido_14Comienza un sueño del que solo uno despertará, en Santiago de Compostela, el domingo 14 de septiembre con el maillot rojo del líder, del vencedor de la 69 edición de la Vuelta ciclista a España. Un largo viaje de tres mil quilómetros. Sueño que solo lo harán posible ellos, los 198 corredores que pedalearán desde Jerez de la Frontera hasta el final del camino. Hasta entonces tendrán que disputarse 21 senderos de gloria y sufrimiento, donde las bicicletas, forzadas al máximo, se abrirán paso hasta el atardecer. Morirá el sol y renacerán las esperanzas que entre cumbres y escapadas, entre fugados ilusos, entre tantas y tantas miradas de consuelo al final de cada jornada y entre tanto sufrimiento, solo ellos, cual peregrinos fieles a su sino, desearán volver a soñar.

Nació en 1935, en 1941 solo terminaron 16, en el 63 la ganó Anquetil, en el 73 Merckx y en el 83 Hinault, jamás la ganó Indurain, ni siquiera lo intentó Coppi, que se bajó de la bicicleta en Urkiola una tarde del 59. Y este año un grande, que no sagrado, parece llamado al mito. Cuarenta puertos de montaña, una docena de salidas inéditas y mucho nivel entre los favoritos hará que el vencedor salga fortalecido moralmente de una temporada aciaga (Froome), retándose así mismo (Contador), engrandeciendo su palmarés (Valverde), blandiendo la espada de la historia en un doblete atípico (Quintana) o estrenándose con una grande (Purito). Y el resto, un ejército con los mejores aspirantes, candidatos a todo, abrazándose a esa almohada en la que apoyan sus sueños y sobre cuya cama de clavos se transforma el asfalto. Urán, Betancur, Yates, Dani Moreno, Fabio Aru, Samuel Sánchez, Cadel Evans, Nieve, Landa, Luis León Sánchez, Boonen, Arredondo, Pinot, Sagan, Talansky, Ten Dam, Gesink, Kelderman, o Martin (Dan y Tony) buscarán su momento. Su etapa, su maillot, un triunfo que les acerque un poco más a lo que les da forma como deportistas. Un elogio, unas veces, un autógrafo otras, un segundo de gloria para el recuerdo. Para tener algo que narrar como algo tuyo, algo que has creado con tu hazaña.

Una vuelta que promete etapas agitadas, atractivas y generosas con el espectáculo que el aficionado espera de este deporte. Desde su salida a modo de CRE, se aprecia un mapa de tres bloques, al sur, por el norte y allá, en tierras gallegas donde acaba el mundo. Desde Andalucía llegan etapas con sabor a montaña y sol, donde el calor aún pasa factura en agosto. Jornadas en las que el maillot rojo puede cambiar de portador ya en la tercera etapa con 3 puertos de tercera categoría anunciando lo que se viene encima, con las etapas cordobesas, propicias para las emboscadas, y por medio el final en el Alto de La Zubia de la sexta jornada. Transición por Albacete hasta Valdelinares, descanso y el segundo frente a la vista. CRI, montaña de calidad desde Cantabria y etapas selectivas con finales donde los favoritos al triunfo final deberán decantarse por la estrategia definitiva.

Y para descifrar parte de este imaginario ciclístico llamé a Pedro Horrillo (Eibar, 1974), el ciclista que garabateó su epitafio sin permiso de Dios. Cronista de El País desde los 23 años (se estrenó con la Tirreno Adriático: Sumergido en el mito), enamorado de la Paris-Roubaix y de la filosofía, artesano del pelotón y leyenda bergamasca del Culmine di San Pietro. Al que la historia del ciclismo le ha reservado un hueco entre los que tienen una vida resistente; su exceso de heroísmo engendra mito. Una odisea, después de su retirada, que encuentra eco con el paso de los años, de la vida. Porque de otra manera esta entrevista no habría sido posible.

Fermín Caballero Bojart. Bajo mi punto de vista podríamos diferenciar en el recorrido de la Vuelta 2014 al menos tres escenarios donde se puede decidir algún puesto de podio. Te pregunto por uno de ellos: una contrarreloj individual en la última jornada de tan solo 10 kms.

Pedro Horrillo Muñoz. Tras un vistazo preliminar del recorrido me da la sensación de que en esa crono ya estará decidido el ganador final y, si acaso, pueden estar en juego los puestos del podio. Cómo sucedió en el pasado Tour. De todas formas es una crono corta y no parece especialmente dura así que las diferencias serán pequeñas entre los favoritos. Será difícil que alguien escale algún puesto este día.

FCB. Esta edición de La Vuelta parece más innovadora, en cuanto a finales y salidas inéditas, que la de años anteriores. En los finales en alto, ¿influyen los reconocimientos de terreno previos?, ¿ayudan más las indicaciones del director de equipo?, ¿prevalece la experiencia del profesional?

PHM. En este tipo de llegadas en alto tan explosivas son fundamentales los reconocimientos previos. Las indicaciones del director tienen más importancia en el desarrollo previo de la etapa pero cuando se trata de rampas por encima del 10 % lo importante son las fuerzas y no tanto la táctica. Por eso conocer el terreno y las cualidades de uno mismo son fundamentales y ahí sí que es clave la experiencia del corredor. Sobre todo en el aspecto de saber dónde y cómo atacar para sacar beneficio de sus cualidades con respecto a las de sus rivales.

FCB. Se está fraguando un relevo importante en el pelotón internacional pero parece que los jóvenes españoles tardan más en coger el testigo. Aun así no somos país de clasicómanos ¿A qué crees que es debido?

PHM. El relevo está cada vez más presente y por detrás de la actual generación de ciclismo español hay un páramo importante. Por supuesto que hay buenos corredores, muy buenos, pero no hay una generación tan poderosa como la que representan ahora Purito, Valverde, Contador, etc. No somos país de clasicómanos por tradición, y eso es algo muy complicado de cambiar porque hay que cambiarlo desde la base y requiere mucho tiempo. Es un tema complejo, porque también hay que tener en cuenta que afecta a nuestra cultura ciclista, que se ha fraguado en las grandes vueltas por etapas y eso es algo muy difícil de cambiar. Poco a poco se avanza en ese sentido en la base, pero precisamente ahora el ciclismo español no está en su momento más boyante porque las puertas del profesionalismo son muy estrechas y está muy complicado abrirse camino. De cara a las clásicas, nos tocará seguir sobreviviendo en base a individualidades, que esperemos que sigan surgiendo.

FCB. Cada vez se alarga más la vida deportiva del ciclista profesional. ¿Dónde crees que puede estar el secreto de la segunda juventud? ¿En unos entrenamientos más optimizados? ¿En un cuidado alimenticio mejor diseñado? ¿Una recuperación de lesiones más precisa?

PHM. Sí que es cierto, creo que el secreto está en la suma de muchos pequeños factores que se han obtenido debido a la profesionalización de los equipos con expertos en diferentes materias. Uno de ellos es la carga de entrenamiento, por supuesto, también la alimentación, la planificación de la temporada con los descansos oportunos, la recuperación de las lesiones, etc. De todas maneras, creo que los profesionales que debutan ahora no tendrán una vida deportiva tan larga como las de los que la están finalizando ahora porque se ve mucho “stress” en las carreras de ahora y muchas caídas. Y eso, a la larga, pasa factura.

FCB. ¿Puedes describir con detalle la suma de factores gracias a los cuales crees que sobreviviste al accidente más terrorífico que jamás he visto sobre una bicicleta?

PHM. Si me voy al detalle tendría para escribir un libro. Resumiendo, se dieron una serie de factores que confluyeron de manera sorprendente. Gracias a ello no sólo sobreviví, sino que conseguí recuperar bien para ser capaz de hacer vida con normalidad. Suelo explicarlo con la metáfora de una partida de billar en la que tirando al voleo, se mete una bola en un agujero determinado. Pones las bolas en la misma posición, lo intentas miles de veces, pero el resultado no será nunca el mismo. Por ejemplo, no perdí la consciencia y –presumiblemente- fui capaz de taponar con mi propio cuerpo la hemorragia que tenía en la fractura abierta de fémur. La bici se quedó en mitad de la carretera y no cayó conmigo, y gracias a eso pudieron encontrarme antes de que la hemorragia terminase conmigo. Y las pocas palabras que intercambié con el equipo de rescate, les dieron la clave para marcar el orden de prioridades a la hora de los primeros auxilios. El doctor Alberti me salvó la vida con las decisiones que tomó en una situación tan precaria y toda mi vida le estaré agradecido por ello.

FCB. ¿Dónde crees que la tecnología aplicada a la bicicleta de un corredor profesional puede o debe desarrollarse en los próximos años? ¿Peso? ¿Aerodinámica? ¿Componentes?

PHM. En el peso es complicado por las limitaciones de la UCI, y en la aerodinámica lo mismo, puesto que la UCI es muy restrictiva con las innovaciones. Los componentes mejorarán, eso está claro, y habrá que ver sí innovaciones como los frenos de disco –u otras que vayan llegando- se terminan por imponer. En cuanto a materiales, el carbono se ha impuesto por la cantidad de ventajas que atesora, y creo que tendremos era de carbono para mucho tiempo.

FCB. ¿Campagnolo o Shimano?

PHM.Pues yo he utilizado principalmente Shimano en los equipos en los que he estado, y con ellos me quedo, sobre todo porque son los componentes que mejor conozco.

FCB. ¿Una carrera? ¿Un ciclista? ¿Un momento de tu vida como profesional del ciclismo?

PHM. Si me tengo que quedar con una carrera, me quedó con la Roubaix porque era la que más emociones me deparaba. Un ciclista, pues no me puedo quedar con uno sólo porque serían varios, pero puesto a elegir a dos ahora mismo me quedaba con Flecha y con Freire, que son con los que más unido he estado. De mi vida profesional, me quedo con el momento en el que conseguí montarme de nuevo a la bici después de mi accidente. Aún era profesional y aún aspiraba a seguirlo siendo, y es un momento que nunca olvidaré.

FCB. Nairo Quintana, Froome, Purito, Nieve, Urán, Contador…, todo apunta a una Vuelta con muchos aspirantes finales. ¿Dónde crees que veremos la primera selección de cara al podio?

PHM. Se presenta una vuelta francamente interesante en cuanto a participación, en gran parte por lo ocurrido en el Tour. En principio el duelo parece que será Quintana-Froome, pero hay que ver de qué es capaz Contador, si ha recuperado bien. Y otros corredores que surjan, que seguro que habrá más de una sorpresa. En principio parece que las primeras diferencias las veremos en La Zubia, pero creo que el podio se definirá en la última semana.

FCB. Si fueses director deportivo y estuvieras al mando del equipo de Purito Rodríguez, ¿qué estrategia marcarías y en qué etapas apostarías para que se hiciera con el amarillo definitivamente?

PHM. A uno como Purito le dejaría libertad de movimientos ya que él, mejor que nadie, sabe moverse e interpretar la carrera y a los rivales. Porque aquella oportunidad en la etapa en Fuente Dé no la perdió por un fallo estratégico, sino por una serie de factores que se sumaron a un pequeño despiste suyo. De todas maneras la llegada de La Camperona parece ideal para él.

FCB. Es el recorrido del mundial de Ponferrada idóneo para corredores como ¿Valverde, Purito, Contador…? ¿colombianos? ¿un rodador puro?

PHM. Es un recorrido en el que la dureza llega por la acumulación de kilómetros sin descanso, pero no hay un punto especialmente duro. No hay un punto con la dureza necesaria para un ataque un corredor como Purito por ejemplo, pero si la carrera va rápida en cualquier momento se puede hacer la selección definitiva. Es un mundial bueno para Valverde, pero mi favorito en ese recorrido es Degenkolb.

FCB. ¿Serán las etapas gallegas un tercer escenario que decidirá los primeros puestos de la general?

PHM. Son etapas complicadas a las que se le añade el cansancio de la tercera semana. La carrera llegará ya definida a Galicia, pero son etapas en las que no se puede bajar la guardia y a nadie se le perdonará un mal día.

FCB. ¿Cómo afronta un maillot amarillo una etapa reina? Para el día de San Martín del Rey Aurelio a La Farrapona, ¿necesitan los líderes una motivación extra por parte su entorno?

PHM. Con la mayor tranquilidad posible, es importante estar concentrado sin acumular stress para que la presión no pueda contigo. Tampoco hace falta una motivación especial para un día así, porque en una vuelta grande hay que estar siempre atento pues en cualquier lugar puede saltar la sorpresa. Muchas veces los días que más se espera algo es cuando no pasa nada. Y otros días que sobre el papel son tranquilos, se complican de la manera más inesperada.

FCB. ¿Un héroe? ¿Un filósofo? ¿Un escritor? ¿Una película? ¿Una bicicleta que marcó tu vida?

PHM. Nunca he tenido héroes sino personajes a los que he admirado y en el deporte concretamente gente del mundo de la montaña, como Walter Bonatti. Un filósofo: Nietzsche. Un escritor: Bolaño. Una película: 2001 Una Odisea del espacio. Una bici que me marcó: la Abelux de un vecino mío con la que aprendí a andar en bici.

FCB. ¿Sancionarías de por vida al ciclista acusado, con pruebas reales, de doping? ¿Le quitarías las victorias obtenidas durante su carrera?

PHM. Primero haría una redefinición de lo que es el dopaje, pues hay productos que dan positivo sin que influyan en el rendimiento de manera notable. Así que diferenciaría en algo así como grados de positivo, poniendo sanciones más duras o más leves en función de ese grado. De todas maneras, creo que una sanción de por vida es excesiva porque todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad. Si acaso la aplicaría al grado de positivo más alto. Y lo de quitar las victorias obtenidas en toda la carrera no me parece correcto cuando hay un sistema para detectar al dopaje en el que deberíamos confiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s