Home

Franco inauguraba; el Rey y Suárez convocaban; Felipe y Aznar comparecían; los alcaldes son del pueblo. Y al pueblo es difícil que lo engañen.

Botella parece que sabe inglés, pero desconocemos si lo domina. Los nervios, en un momento cumbre, para quién no ha pasado por el teatrillo de una campaña electoral desde el púlpito, son traicioneros.

El contexto nos hace reír, porque si quién lo dice es Belén Esteban, (por poner un caso de mayor popularidad que la señora alcaldesa) España no se habría reído, porque realmente de lo que nos estamos mofando es del fracaso de una señora que no debería de haber salido de su casa a mandar limpiar las cloacas de Madrid porque para eso hay que tener carrerilla. El político español no aprende (léase ex ministro socialista Morán), además de otras cosas, está abocado a la idiosincrasia de su pueblo, por tradición pícaro. Ana ni tiene picardía, ni hace carrera, ni inaugura, ni convoca y cuando intenta comparecer la tienen que acompañar para reírla las bromas.

Este verano, un diario nacional volvía a recordar las clases de retórica que el senado romano daba al mundo en la oratoria de cada día. Además de unas clases de apoyo para nuestros elegidos, vencedores o no, que han sido legitimados por la urna trasparente y que viven de los cuatro poderes como si de las cuatro paredes de su casa se tratase, digo que también les hace falta cultivo. Pero no solo a ellos si no al pueblo también.

Espanglish, sustantivo masculino aceptado por la RAE, que a todos los virtuosos que han gozado del fracaso 2020 no les voy a decir lo que significa porque entonces les estoy llamando otra cosa, sí que les digo que el Dictionary of American Regional English recogía en 1972 los primeros ejemplos de este habla.

Desgraciadamente esa inclinación a reírnos de nosotros mismos, nos auto elimina. Si analizáramos la situación de Buenos Aires desde otro punto de vista, y nos pagarán por ello, (por el análisis) estoy seguro que no nos habríamos limitado simplemente a reírnos de una frase que públicamente lo que está haciendo es dar un ejemplo más de nuestra educación. Y no por reírnos de la señora alcaldesa que tiempo, para apoyos extra municipales, y dinero, para un profesor particular, seguro que le sobran, sino porque estamos riéndonos de todos aquellos (principalmente centroamericanos que emigraron a EE.UU) que por su falta de oportunidades en su país emigraron a otros países y no tuvieron más posibilidad que comunicarse de oídas.

Querida alcaldesa, y sin acritud: o se habla castellano, con toda su fuerza y pureza, o, al menos, nos ponemos unos cascos de traducción simultánea cuando nos preguntan, que aunque nos estropeen el peinado, por lo menos damos imagen de verdadero interés y de dominar la situación. Porque de castizos, ya ve, que estamos “sobraos”.

Fermín Caballero Bojart

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s