Home

Cuidado: ¡Silencio!

Presentación Relata2x1, cuentos interactivos. Sigüenza, 27 de julio 2013.

Presentación Relata2x1, cuentos interactivos. Sigüenza, 27 de julio 2013.

Estimados lectores. Queridos seguntinos. Apreciados todos.

Buenos días y gracias por haber subido hasta aquí para ver de cerca a mi otro yo.

Decía Lord Byron que “la vida es demasiado corta para dedicarse al ajedrez” así que seré breve para no desperdiciar líneas innecesarias.

Recordaba, especialmente para esta ocasión, que palabras me habían inspirado para escribir el relato El gol de la muerte. Fueron dos. Aunque la idea viene de lejos. De unos hechos recogidos por hemerotecas paseantes, con las que tuve en común al perro. Formábamos corrillos y surgían las historias. Un día escuché a una anciana relatar fríamente la agresión a patadas de un fotógrafo, minutos antes de un partido, en la acera de nuestro portal. Esa misma mujer me contó cómo se vivían “los otros derbys” o qué había que hacer cuando te enfrentabas a un ultra. Daba igual el color, el sentimiento, las bufandas o la bandera. La muerte no entiende de fútbol. A veces la mujer bajaba con el periódico y el can, y me decía “esto fue así aquello no”. Verdad y mentira; leyenda y realidad; literatura y fantasía. Hasta que murió su perro y dejamos de vernos. Pero las palabras quedaron ahí, en algún rincón de mi recuerdo. Sembradas. De aquello han pasado muchas ligas y “las cosas no son como las vemos sino como las recordamos” que escribiría Valle-Inclán. Y la palabra relatada recobra valor con el tiempo si la hemos sabido conservar. Entonces aquellas historias me sugerían una palabra: cuidado. García Márquez inició un discurso inaugural anecdóticamente, relatando un suceso de su infancia: A mis 12 años de edad estuve a punto de ser atropellado por una bicicleta. Un señor cura que pasaba me salvó con un grito: «¡Cuidado!» El ciclista cayó a tierra. El señor cura, sin detenerse, me dijo: «¿Ya vio lo que es el poder de la palabra?» Ese día lo supe. (Fuente: El valor de la palabra Rinconete/Literatura/ Citas 7-7-98. Biblioteca Virtual Instituto Cervantes). Así las palabras van quedando en la memoria asociadas a sucesos, que una vez escritos, o narrados, forman parte del relato y es el lector quien debe discernir entre la realidad y la ficción. Y ello requiere un entrenamiento. Una lectura, si no constante, si al menos enriquecedora. Cuidadosa. Y es otro nobel, Vargas LLosa quién defiende los beneficios de la literatura en su ensayo La verdad de las mentiras (Alfaguara 4ª ed. 2003, pág 389): “Uno de sus primeros efectos benéficos ocurre en el plano del lenguaje…”

La segunda palabra inspiradora que me motivó para escribir mi relato, ambientado en un bar cercano al estadio Vicente Calderón, fue silencio. La antología Relata2x1 viene acompañada del decálogo de cada autor. Mi primer consejo reza así: “Escribir no es solo escribir. También es labrar la historia hasta madurar cada detalle, incluso lo que el lector no alcance”. Hay en El gol de la muerte omisiones intencionadas. Escenas aderezadas con pequeñas trampas, y dos finales para una misma provocación. Con toda seguridad hace cincuenta años, no habría pasado el filtro de la censura. Hoy con la cantidad de medios, noticias y barbaridades que nos rodean, un simple asesinato, desgraciadamente, pasa como algo habitual quedando así rebajado el violento registro del narrador.

A escuchar esos silencios, esos detalles que no alcanzareis os puede ayudar la definición de Cortázar cuando compara cuento y fotografía: es como recortar un fragmento de la realidad, fijándole determinados límites, pero de manera tal que ese recorte actúe como una explosión que abre de par en par una realidad mucho más amplia, como una visión dinámica que trasciende espiritualmente el campo abarcado por la cámara.  Sin que sirva de precedente para mis futuras obras, os dejo un confieso: las sagradas escenas de los salones del oeste americano, donde se las arreglaban a puñetazo limpio, jamás eran interrumpidas por los antidisturbios.

Claro está pues el binomio inspirador: cuidado y silencio. Ambos se encuentran representados en determinadas escenas y en los dos finales. Silencio como sinónimo de muerte y cuidado como sinónimo de vida. Porque donde el balón mata, la vida permanece y donde el hombre muere el relato sobrevive. Quizás en una celda, por una injusticia o por una venganza. En esa vida que para algunos es cárcel o en esa condena que para algunos es la vida.

Sin más, y antes de acabar quiero aconsejaros cuidado, porque ahí fuera hubo una cárcel, donde vagan los fantasmas de los reclusos que padecieron el silencio y la injusticia. De la que pocos han sobrevivido.

Y las ánimas de los ajusticiados se visitan en sus plazuelas. Uno de ellos, el conquense Fray Luis de León sobrevivió a la Inquisición y al salir de la prisión inmortalizó su sentimiento:

Aquí la envidia y mentira

me tuvieron encerrado.

Dichoso el humilde estado

del sabio que se retira

de aqueste mundo malvado,

y con pobre mesa y casa

en el campo deleitoso

con sólo Dios se compasa

y a solas su vida pasa,

ni envidiado ni envidioso.

Y yo que espero haber sido cuerdo, breve y juicioso, me retiro con otra cita. Esta del compatriota de Byron, Gilbert Keith Chesterton: La fantasía nunca arrastra a la locura; lo que arrastra a la locura es precisamente la razón. Los poetas no se vuelven locos, pero sí los jugadores de ajedrez.

 

Sigüenza, 27 de julio de 2013.

Fermín Caballero Bojart

Anuncios

2 pensamientos en “Presentación Relata2x1. Sigüenza, 27 de julio 2013.

  1. Fantástico Fermín,
    Me ha encantado… sigues siendo de alma inquieta pero tranquila en tu agitada vida dentro de un cuento llamado sosiego. A ver si nos vemos cuando vuelva del exilio forzoso al que me obliga la falta de trabajo en mi querida patria.
    Un abrazo…

  2. “Recuerde el alma dormida,/avive el seso y despierte/contemplando/cómo se pasa la vida…” Ese es el cuento que esta dentro del alma. Y según se abran los ojos, del agitado sueño, o del sosegado reposo, se desvela o se adormece la tormenta vivida… Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s